INICIO   Si quieres ser voluntario   Entidades   CES   Campos de trabajo   Multimedia   Documentos   Contacto  
 
 
 
Una mirada al hambre en el "granero de África"
publicado por I.A.J. COOPERACIÓN el 11/06/10

Elisa Orbañanos, cooperante de FISC en Bukabu, R.D del Congo, comparte su visión de un país castigado por la miseria, la corrupción, la violencia salvaje contra la mujer y la falta de escuelas en una zona desbordante de niños y niñas. Su esperanza, la movilización de las entidades locales.

Bukavu, el corazón de la provincia Sud Kivu. Según dicen, una pequeña Republica Democrática del Congo (RDC). Aquí, por los continuos flujos de desplazados, se pueden escuchar todos los idiomas, encontrar todas las etnias, disfrutar de muestras de todas las culturas y comidas del país. Una ciudad en la que absolutamente todo es distinto a cualquier ciudad de España.

A poco más de un mes de la inauguración de la Oficina Técnica de FISC aquí, me siguen impresionando como el primer día los amaneceres, las lluvias torrenciales sin aviso, los bichos, los paisajes, las costumbres. La realidad y, sobre todo, la vida.

Bukavu es una ciudad de supervivientes a la que hay que prestarle los cinco sentidos. La actividad aquí es constante, como los cortes de suministro eléctrico. En los bordes de las carreteras (de barro), ríos de gente que va y viene como las ondas del río Ruzizi, que delimita la frontera entre RDC y Rwanda. En las calles se mezclan idiomas como los cantos de las decenas de diferentes especies de pájaros que sobrevuelan los mercados, y la gente se desenvuelve como los peces en el lago Kivu, que bordea la ciudad.

Bukavu es un lienzo que combina el verde de la imponente naturaleza, el azul del cielo y el lago, el dorado de la piel de la gente, el rojo de las frutas, el blanco de la harina de mandioca, el amarillo del fuerte sol, el negro penetrante de las miradas? La violencia, los robos, la inseguridad, la explotación de la mujer y los niños de la calle son los matices que emborronan este cuadro.

Una ciudad, una zona y un país de contrastes, sin duda. Altísimos niveles de malnutrición en una tierra tan fértil que es conocida como ?el granero de África?. Miseria en la zona más rica en minerales del planeta. Corrupción e impunidad en un país militarizado. Incapacidad de un estado fantasma. Violencia salvaje y desproporcionada contra la mujer (base de la economía y sustento familiar). Falta de escuelas y calidad educativa en un país desbordante de niños y niñas.

Con todo, surge el milagro. La gente comienza a movilizarse. Surgen asociaciones de mujeres, cooperativas de agricultores, organizaciones de solidaridad, clases de alfabetización.

En la imagen, niños y niñas en una escuela de Bukavu


 
Bienvenido.
Para acceder a tu menú personal, debes ser usuario registrado. Introduce a continuación tu nombre de usuario (login) y tu contraseña si ya tienes una cuenta o regístrate si eres un nuevo usuario.

Nombre de usuario:  
Contraseña:  


Ir a Noticias

Visita nuestra sección de enlaces relacionados

 
 
Aviso legal     Política de Privacidad